Martes, 22 Abril 2014 18:42

Conciencia y mitos

Una tipificación de los mitos podría ser:

  • Los mitos cosmológicos, que narran cómo y en qué circunstancias, ciertas fuerzas extraordinarias -o Seres sobrenaturales- crearon el Mundo.
  • Los mitos escatológicos, que refieren a cómo y en qué circunstancias, ciertas fuerzas extraordinarias pondrían fin a los tiempos.
  • Los mitos de iniciación –o el viaje del héroe-, que narran travesías donde algún humano experimentará prolongadas, riesgosas y azarosas circunstancias, mediante las cuales adquirirá algún resistido entendimiento, destreza o logro.
  • Los mitos de “la memoria y el olvido”, popularizados por los filósofos griegos, donde el castigo de los Dioses sobreviene como “el olvido” –que sufrimos al nacer-, respecto de nuestro origen y/o de nuestra historia milenaria. El “trofeo del héroe”:  recuperar la memoria de todo lo que fue, es y será[1].

Por otra parte, el mito es una experiencia intransferible. Al sumergirme en las narraciones míticas, experimenté (con prescindencia del relato, la cultura o las circunstancias) cómo la energía subyacente se organizaba. En la mayoría, identifiqué -con nitidez-, tres momentos:

  1. Algún momento donde los humanos quedan sumergidos, arrasados, atrapados, impotentes o encandilados en alguna circunstancia. Estas experiencias se corresponderían con las fuerzas organizadoras de la ley de economía.
  2. Algún momento donde los humanos resultan empujados, impelidos o eyectados a determinas experiencias. Esta instancia se correspondería con las fuerzas organizadoras de la ley de atracción.[2]
  3. Algún momento donde los humanos, con el auxilio de fuerzas extraordinarias –o divinas-, superan los obstáculos u obtienen los favores solicitados. En las narraciones, esta es la instancia donde “el mito se confirma a sí mismo”.Estas experiencias se corresponderían con las fuerzas organizadoras de la ley de integración y síntesis (o ley de evolución).

Tal como en los ciclos de las formas, lo esencialmente mítico acontece en un suceder de definidas y consecutivas etapas: nacimiento, limitación, expansión; confrontación y liberación[3].

La arqueología mitológica se nos re-leva con el progreso en conciencia. En algún punto, lo simbólico es despojado del “velo interpretativo” he impelido a confesar los convenientes “significantes”.

Quizás un progreso, donde lo humano desarrope, mediante el filosofar, los potentes e invisibles entramados mitológicos. Como apuntaba Friedrich Nietzshe: “Las épocas en las que aparece el filósofo son épocas de gran peligro. Entonces, cuando la rueda corre cada vez más rápido, ellos y el arte ocupan el lugar del mito que desaparece”.[4]

 

© Margarita Llada, El poder creador de la conciencia. Una teoría integradora de la evolución humana, editorial Dunken, 2013. 

[1] PLATÓN, “Teoría de la reminiscencia” presente en los mitos: de las cavernas y del carro alado.

[2] Nota: Ante tales experiencias, dos caminos son posibles: la resistencia a la transformación, con lo cual se retorna al momento 1; el despliegue de ignoradas destrezas, con lo cual se avanza al momento 3.

[3] MARGARITA LLADA. El poder creador de la conciencia. Una teoría integradora de la evolución humana. Editorial Dunken, 2013. Subtítulo: Etapas vitales de las formas: instancias.

[4] FRIEDRICH NIETZSHE, Escrito póstumo Nro. 997. Verano 1872 a fin de 1874. 

Publicado en Socio y Psicología
Martes, 22 Abril 2014 02:37

EL PODER SIMBÓLICO DE LOS MITOS.

 “Un pueblo que se hace conciente de sus peligros produce el genio”[1]

En el entramando profundo de las sociedades y culturas, los mitos tejen una resistente trama de subjetividades. No sólo en la antigüedad, como pareciera sugerir la frondosa referencia “a lo mitológico” en nuestro tiempo.

Las aspiraciones que perseguimos, en lo cotidiano, están azuzadas por “mitos”. Los medios de difusión, la educación, los imaginarios sociales -en todos los ámbitos-, asumen determinadas “narraciones” con fuerza simbólica cargadas de significantes que marcan el ritmo de nuestras vidas: las metas de realización, el horizonte al cual dirigirse, qué se debe “ser” -o “no ser”- o cómo “estar” -o “no estar”- en el mundo.

Indaguemos, ¿qué  “ídolos” sacralizamos en el Siglo XXI? ¿Qué entendemos por realización -obviamente, llamada éxito- en nuestra cultura?. A modo de prueba, preguntemos a nuestros niños: “¿Qué quisieras ser, cuando seas “grande”?” o “¿por qué, o para qué, estudias?” 

Eventos

Mayo 2017
D L M X J V S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Seguinos en la red...

Lectura y Debate sobre Concienciosofía

Invitación a LECTURA Y DEBATE

Próximos eventos

Sin eventos

Libro El poder creador de la conciencia

Acceso