Domingo, 01 Septiembre 2013 07:07

Lo simbólico: un entramado misterioso Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Interpretar y responder a lo simbólico pertenece a la naturaleza humana.

El hombre de todos los tiempos indagó sobre lo impenetrable. Desde la antigüedad, lo explicó simbolizando. Mediante iconografías, monumentos, símbolos, relatos, leyendas o mitos intentó asir lo inasible, representar lo vivido, resguardar secretos, convocar a fuerzas invisibles.

No sólo en la antigüedad. Las construcciones de nuestro tiempo están plagadas de comunicaciones simbólicas: los  símbolos patrios, los escudos de diversas organizaciones, las catedrales, las monedas.

El dólar, claro exponente de esta Civilización, es evidencia contundente de cómo lo simbólico nos atraviesa. Observando foráneas imágenes y extrañas coincidencias en la moneda americana cabe preguntarnos ¿qué relación existe entre los fundadores de Estados Unidos y los antiguos sabios egipcios? ¿Por qué el dólar tiene la “Pirámide con el Ojo que todo lo ve”? ¿El ojo corresponderá al dios egipcio Horus? ¿Por qué el número 13 se encuentra tantas veces en los diversos elementos: hojas de olivo, pisos de las pirámides, estrellas sobre el águila, rayas del escudo, etcétera?

 Pitágoras de Samos, filósofo y matemático griego del Siglo VI a. C, conocido en la educación actual por el Teorema de Pitágoras, sostenía: “En la realidad última todo es geometría y números”. En torno a él se reunieron importantes filósofos, matemáticos y músicos que indagaron estos arcanos.

Los símbolos atraviesan y trascienden nuestro entendimiento del tiempo. Energías del pasado, del presente y de lo por venir son, simultáneamente, convocadas y utilizadas. La idea de linealidad es propia del pensamiento lógico-racional y se relaciona más con nuestras limitadas percepciones que con lo perenne. Lo simbólico tiene el poder de organizar energías eternas.

Los símbolos evocan en la psiquis individual y colectiva determinadas representaciones que orientan el pensar, sentir y actuar en alguna dirección y con algún propósito. Su potencialidad radica en la capacidad de atraer o repeler energías según alguna intencionalidad42 no evidente para el desprevenido observador.

No sólo imágenes geométricas, también dibujos y figuras de animales, monstruos, plantas, humanos enanos y gigantes. Infinidad de símbolos cumplen la función de organizar la energía humana.

Existen símbolos para distintos lectores. Algunos de apariencia simple y fácil asociación. Por ejemplo, algún animal evoca atributos que orientan al observador hacia decretados pensamientos, deseos y consecuentes motivaciones para la acción.

También los colores, la música, los rituales, las costumbres y la narrativa contienen un sustrato simbólico o constituyen, literalmente, “símbolos” organizadores del pensar, sentir y actuar.

Las culturas, religiones y vida cotidiana de todos los tiempos se dramatizan en escenas plagadas de significantes. Los ritos y costumbres enlazan entendimientos, creencias, hábitos. Interpretar y responder a lo simbólico pertenece a la naturaleza humana.

Visto 3104 veces
Margarita Llada

Guía en evolución de la conciencia. Contadora Pública (UBA). Se formó en Sistémica, Matemática, Economía,Ciencias Jurídicas, Psicología, Filosofía, Astrología y Yoga. Se desempeño como: Asesora de Entidades Bancarias; coordinadora de programas de PNUD, docente de la UBA (Facultad de Ciencias Económicas) y del Instituto de Ciencias Empresariales y Ambientales (ISCEA). Consultora en Desarrollo Sustentable y Sistemas Socio-Económicos Integradores. Actualmente, se dedica a la producción literaria , enseñanza y asesoría.

Inicia sesión para enviar comentarios

Eventos

Abril 2017
D L M X J V S
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

Seguinos en la red...

Lectura y Debate sobre Concienciosofía

Invitación a LECTURA Y DEBATE

Próximos eventos

Sin eventos

Libro El poder creador de la conciencia

Acceso