Martes, 22 Abril 2014 02:37

EL PODER SIMBÓLICO DE LOS MITOS. Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
El león de nemea El león de nemea Fines didácticos

 “Un pueblo que se hace conciente de sus peligros produce el genio”[1]

En el entramando profundo de las sociedades y culturas, los mitos tejen una resistente trama de subjetividades. No sólo en la antigüedad, como pareciera sugerir la frondosa referencia “a lo mitológico” en nuestro tiempo.

Las aspiraciones que perseguimos, en lo cotidiano, están azuzadas por “mitos”. Los medios de difusión, la educación, los imaginarios sociales -en todos los ámbitos-, asumen determinadas “narraciones” con fuerza simbólica cargadas de significantes que marcan el ritmo de nuestras vidas: las metas de realización, el horizonte al cual dirigirse, qué se debe “ser” -o “no ser”- o cómo “estar” -o “no estar”- en el mundo.

Indaguemos, ¿qué  “ídolos” sacralizamos en el Siglo XXI? ¿Qué entendemos por realización -obviamente, llamada éxito- en nuestra cultura?. A modo de prueba, preguntemos a nuestros niños: “¿Qué quisieras ser, cuando seas “grande”?” o “¿por qué, o para qué, estudias?” 

Al adentrarnos en la construcción mitológica, avizoramos una narración en la que  subyace algún entendimiento de cómo lo Sobrenatural (o sagrado) irrumpe en el Mundo. El estudio de los mitos se desliza hacia una comprensión más amplia sobre cómo el ser humano se religa con la vida cotidiana. 

Pareciera que, mediante la re-creación de la experiencia mitológica, fuera posible vivir de manera “extraordinaria” lo “ordinario”. 

Así, el  mito, una narración humana -interpretada por humanos-, ha tenido el poder de moldear el ser y estar desde las culturas arcaicas hasta el presente. Si efectivamente, tal como decíamos,  en lo cotidiano asistimos a narraciones humanas –interpretadas por humanos- sobre personajes, historias y estilos de vida que constituyen mitos sociales sobre cómo ser y estar para lograr la felicidad, el éxito, la realización, el poder, etcétera.

Para que un mito se afiance en la cultura debe, necesariamente, ser interpretado. Esta interpretación pone en movimiento “fuerzas extraordinarias” en algún sentido y con algún propósito.

Mediante “lo mitológico”, se impondría sobre la existencia cotidiana, la fuerza, dirección y propósito de los Dioses; o simplemente, la de quienes detentan “el rol de generadores de la realidad percibida”[2].

 

© Margarita Llada, El poder creador de la conciencia. Una teoría integradora de la evolución humana, editorial Dunken, 2013. 

[1] FRIEDRICH NIETZSCHE. Escrito póstumo, nro. 997 (in fine).

[2] MARGARITA LLADA. El poder creador de la conciencia. Una teoría integradora de la evolución humana. Editorial Dunken, 2013. Subtítulo: Roles en la organización de lo percibido. 

Visto 1326 veces
Margarita Llada

Guía en evolución de la conciencia. Contadora Pública (UBA). Se formó en Sistémica, Matemática, Economía,Ciencias Jurídicas, Psicología, Filosofía, Astrología y Yoga. Se desempeño como: Asesora de Entidades Bancarias; coordinadora de programas de PNUD, docente de la UBA (Facultad de Ciencias Económicas) y del Instituto de Ciencias Empresariales y Ambientales (ISCEA). Consultora en Desarrollo Sustentable y Sistemas Socio-Económicos Integradores. Actualmente, se dedica a la producción literaria , enseñanza y asesoría.

Inicia sesión para enviar comentarios

Eventos

Mayo 2017
D L M X J V S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Seguinos en la red...

Lectura y Debate sobre Concienciosofía

Invitación a LECTURA Y DEBATE

Próximos eventos

Sin eventos

Libro El poder creador de la conciencia

Acceso